Remedios absurdos que funcionan: cómo diagnosticar el empacho

Es un método muy sencillo y tremendamente eficaz.  Llevo 60 años viendo cómo se ha aplicado a las personas de mi alrededor y no lo he visto fallar ni una vez. Conozco pocas cosas con un índice de fiabilidad del 100%, pero ésta es una de ellas.
En algunas provincias es bastante conocido, sobre todo por personas que ya habían nacido en los años 50. En cambio, en otras nunca han oído hablar de este sistema.
Quiero darlo a conocer porque puede ser muy útil cuando no se tiene claro lo que le pasa al enfermo. Yo he visto recetar antibióticos a una persona empachada, que lo único que han conseguido es hundirlo más en su estado. Con este método sencillo de diagnosticar el empacho se hubieran evitado esos medicamentos peligrosos y sus terribles efectos secundarios.
Cuando alguien está muy empachado, no tiene fuerzas para nada, se siente hundido y sin ánimos para abrir los ojos. Por supuesto, no tiene hambre, pero eso le tiene sin cuidado a los que lo atienden, que lo primero que hacen es atiborrarlo de comida para que recupere las fuerzas, y lo único que consiguen es agravar su estado.
Cuando alguien está empachado no digiere nada de lo que entra, lo único que se consigue comiendo es hacer el tapón más grande. Debe estar al menos un par de días o tres sin comer absolutamente nada. Si no se hace eso, el asunto se va a alargar con posibilidades de que surjan complicaciones.
Si el empacho es de pequeño a mediano (eso se sabe con la medida que después veremos), serán suficiente dos días sin comer tomando los siguientes líquidos:
Tres tazas de salvia repartidas durante el día (no existe otra planta mejor para este caso).
Un par de vasos de caldo de verduras con el zumo de un limón.
Tres vasos de zumo de manzana recién hecho.
Toda el agua destilada que quiera tomar, sin forzar.
Nada más.
Si el empacho es grave, hay que administrar una lavativa de agua destilada con infusión de tomillo. Si al día siguiente no ha bajado, otra lavativa.
MÉTODO DEL PAÑUELO PARA DIAGNOSTICAR EL EMPACHO
Se coge un pañuelo grande y se toma la medida de tres veces el brazo de quien va a medir al enfermo. En el vídeo siguiente se puede ver cómo una mujer mide a un hombre con el pañuelo, pero no se ha visto el momento en el que ha tomado la medida de los tres brazos antes de empezar a medir al enfermo.
Una vez que se tiene la medida exacta de los tres brazos, se dobla el pañuelo por la medida y se aplica en el ombligo del enfermo (él mismo lo sujeta). Entonces se vuelven a medir los tres brazos, desde el codo hasta el dedo corazón del que mide.
Tanto al tomar la medida como luego al medir al enfermo, hay que hacerlo con cuidado para que la medida sea exacta, desde el codo al dedo corazón extendido.
Si el enfermo está empachado, faltará pañuelo al medir, por tanto, la tercera vez que se mide con el brazo, el dedo corazón, en vez de apuntar al ombligo, quedará más alto. Cuanto más empachado, más alto.
Si el empacho es pequeño o mediano, el dedo quedará por debajo de la altura del corazón. Si es más grave, con el dedo corazón se llegará a tocar la barbilla e incluso la cabeza. O sea, que de manera milagrosa, faltarán más de 30 centímetros de pañuelo.
Para demostrar la efectividad de este sistema, que pone los pelos de punta, porque atenta contra todas las leyes físicas, algunas veces he hecho lo siguiente:
Pongo dos personas juntas, una empachada y la otra no. Mido al que está empachado y el dedo llega al pecho (faltando bastantes centímetros de pañuelo). Sin tocar nada, se pasa el mismo pañuelo al ombligo del que está sano, se vuelve a medir, y ya no falta pañuelo. Se puede repetir la operación las veces que se quiera sin ningún fallo.
Algunos empachos no salen midiendo por delante, en cambio, sale el empacho midiendo por detrás. Parece ser que esto es debido al tipo de empacho que tenga el enfermo.  Tanto si sale por delante o por detrás, el método que hay que aplicar para curarse es el mismo.

Hay personas que dicen que santiguándose cada vez y diciendo una oración, además de saber si está empachado, le ayuda a curarse. Como no sé la oración, ni he podido comprobar si funciona, para curarse prefiero emplear el método puesto arriba. Pero para diagnosticar el empacho no conozco ningún método mejor.
Cuando el enfermo esté curado tendrá hambre, antes no debe comer. Para saber que tiene hambre y no ganas de comer alguna porquería, se aplica el método siguiente:
En la primera comida tiene que comer alguna verdura que nunca le haya gustado. Ejemplo: tengo un amigo que no le gusta nada la coliflor, cuando estuvo empachado le dije: cuando te apetezca comerte un plato de coliflor hervida sin ningún aderezo, quiere decir que ya tienes hambre.  Así lo hizo, y cuando realmente tuvo ganas de comerse ese plato, era la señal de que tenía hambre. Luego dijo que le había gustado mucho. Ello no es extraño, pues la mejor salsa del mundo es el hambre de verdad.

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Maria dice:

    Hola me gustaría saber si el método del pañuelo puede llegar a ser nocivo en algún aspecto xq estoy embarazada. Gracias

  2. Willy dice:

    Hola Francisco,
    ¿Conoces algún remedio para sanar el dolor de estómago?. Lo padecí durante muchos años y desapareció de manera súbita. Ahora, después de muchos años, parece que desde hace unos días ha resurgido. Es un dolor en la boca del estómago que viene y se va pero cada día es más frecuente.
    Por cierto, antes de preguntarte intento poner en el buscador por ejemplo «dolor de estómago» y casi nunca me da la respuesta. Quizás el buscador (search this blog) de tu pagina web no funciona muy bien.
    Gracias por tus consejos.

    • Tendrás que detallar todo lo que comes, las horas, las mezclas, y que cosas te preocupan o te disgustan.

      • Willy dice:

        Hola Francisco,
        Como un poco de todo creo que bastante sano
        Desayuno 10,30h
        – Pan integral con jamón dulce o pavo o queso fresco/ cereales ecológicos
        – Leche de avena o de arroz con café
        – A veces zumos de fruta ecológica (comprados)
        Comida 16:00h
        – Ensalada (lechuga, tomate, zanahoria, cebolla, pimiento rojo, rábanos…)
        – Pollo a la plancha (ecológico)/ pescado azul (pequeño)
        – pasta ( pocas veces) (espaguetis, arroz… con verduras o algo de carne picada)
        Cena 22.00 h
        – Verdura hervida (brócoli, judia verde, espinacas, patata, zanahoria…)
        – Huevos (2 o 3 veces a la semana)
        – Fruta (suelo comerla entre comidas aunque a veces después de las comidas)
        Todo ello alternando unos días u otros.
        Para beber casi siempre agua entre comidas. Aunque no me privo de alguna cerveza o vino o aperitivo los fines de semana.
        – No fumo
        Me preocupa como a mucha gente la economía (el futuro incierto), la seguridad de mis seres queridos, la enfermedad (soy algo hipocondríaco), la violencia, la falta de valores y la mala educación que veo en el mundo de hoy.
        Es un poco resumido ya que el tema de la comida no soy muy riguroso. Si un día se presta, una reunión de amigos o de trabajo, como en restaurante más o menos lo que me apetece. Pero resumiendo creo que no hago excesos.
        Muchas gracias por tu ayuda

      • Willy dice:

        No sé Francisco si te llegó mi anterior comentario en respuesta a tus preguntas sobre lo que comía, las horas, las mezclas, y las cosas que me preocupaban o disgustaban. Quizás no fui del todo preciso per en rasgos generales es así. Sigo con dolor de estómago pero curiosamente a ratos se me pasa y a ratos me vuelve. También tengo molestias en el abdomen, como hinchado. Se alterna todo, pero como digo a intérvalos. En fin, no tomo ningún remedio medicinal y no sé que hacer. Disculpa, comprendo que debes estar muy ocupado. Muchas gracias.

      • Comes demasiadas proteínas animales y haces muchas incompatibilidades. Sólo eso ya podría explicar el dolor de estómago.
        Si haces dieta vegetariana durante un mes sin mezclar mal los alimentos, es muy probable que te encuentres bien, luego piensas si te merece la pena seguir o vuelves a las comidas de ahora.

        • Willy dice:

          Gracias Francisco,
          Muchas veces me pregunto porqué a veces haciendo siempre lo mismo, unas temporadas estás bien y otras estás mal. Me refiero a que yo ya había pasado, siendo muy joven, largas temporadas con molestias en el estómago; después, de forma casi súbita me curé durante muchos años; ahora han vuelto las molesttias, y sin embargo cuido más mi alimentación y hago muy pocos excesos (aunque según me dices hago muchas incompatibilidades). Es solo una duda que quizás me podrías aclarar.
          En cuanto a las incompatibilidades, tengo tu libro verde y voy a profundizar en el apartado «Compatibilidades alimenticias» y si tengo dudas ya te escribiré. Para empezar, la primera duda es la incompatibilidad entre frutas y verduras que mencionas. Compré otro libro hace tiempo, » La combinación de los alimentos» de Tim Spong y Vicky Peterson, y en su tabla de incompatibilidades esta combinación de «frutas y verduras» no la pone como incompatibilidad sino como posible. Realmente hay tantas contradicciones entre diferentes autores que a veces uno no sabe que hacer y que seguir.
          Por cierto, ¿sabes algún remedio natural para aliviar los síntomas, mientras empiezo con mi dieta compatible?
          Muchas gracias como siempre.

      • Hay muchos libros de compatibilidades y también hay varios tipos de personas. Yo he resumido las incompatibilidades más importantes para la mayor parte de la gente. Tu puedes diseñar tu propia tabla si le dedicas el tiempo y energía suficientes.
        Si el dolor fuera por una úlcera, se puede paliar tomando zumo de patata cruda. Si es por otros motivos o por acidez, no hay remedio natural, sólo hacer vida sana. Si cometes el error de tomar anti-ácidos, el dolor aumentará en el futuro.

        • Willy dice:

          Probaré mi propia tabla y te cuento.
          No tengo acidez sino hinchazón en el abdomen que se traslada lateralmente y dolor en el estómago. No tomo antiácidos.
          ¿Zumo de patata cruda? ¿Se hace con agua?¿Qué cantidad?
          Gracias

      • El zumo de patata se hace con una licuadora, pero si es hinchazon es por incompatibilidades, así que aplica la tabla.

  3. Willy dice:

    Pero también tengo dolor concentrado en el estómago, que me pasa a ratos. He observado que después de las comidas me duele más (creo que la ensalada cruda de hortalizas no me va muy bien, como si me costase digerirla). A ver si encuentro una dieta más suave mientras dure este episodio de dolor que lleva unos 10 días. Gracias de nuevo.

  4. Elisa dice:

    Hola dr. Francisco
    MI hija lleva una semana con dolor de estómago. Creo esta empachada pues tiene 4 años y desde que se comio como 4 huevos que alguien inconsciente le sirvió… todos los días se queja del dolor de estómago y casi no quiere comer nada y solo quiere dormir.
    Me puede ayudar por favor?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad