Jugo de col fermentada (chucrut, sauerkraut) con agua de mar

La col fermentada es uno de los mejores probióticos que existen, con la ventaja añadida que se puede tomar en grandes cantidades sin ninguna contraindicación. Tomando un litro de caldo de col fermentada al día se curan las úlceras en pocas semanas; en cambio, si usáramos otro probiótico como el kéfir, tomar un litro acarrearía inconvenientes y, al tomar menos cantidad, los efectos tardarían más tiempo en llegar.

La lista de beneficios que aporta el consumo de col fermentada es infinita:

1 – Contiene hierro, calcio, fósforo y magnesio.

2 – Tiene vitamina A, B1, B2 y mucha cantidad de vitamina C.

3 – Restaura la flora intestinal, es alcalinizante y mejora la absorción de nutrientes.

4 – Es muy útil para aportar un sabor agrio a muchas recetas sin caer en incompatibilidades. Si usamos vinagre, no es nada sano y si usamos zumo de limón, es muy imcompatible con la mayoría de platos. La col fermentada es un sabor agrio que, en vez de caer mal, favorece la digestión.

5 – Todas las plantas cruciferas inhiben el crecimiento del cáncer, pero en el caso de la col fermentada lo inhibe con mucha más potencia.

6 – Curiosamente, va bien tanto para los que tienen diarreas como para los que sufren de estreñimiento. Es lógico, pues al restaurar la flora y el pH, se normalizan todas las funciones.

7 – Desintoxica y limpia el cuerpo, incluyendo el hígado

8 – La deben tomar obligatoriamente todas las personas que han sido sometidas a tratamientos con antibióticos, para restaurar la flora intestinal que han destrozado los «anti-vida». Es lógico: contra los efectos de los ANTI-bióticos, hay que usar PRO-bióticos (ANTI = matan la vida, PRO = favorecen la vida).

El tema de mantener una flora intestinal en perfecto estado tiene una importancia enorme. Cuando los medicamentos arrasan la flora intestinal, producen el primer paso de una cadena de consecuencias con resultados muy graves, que, como a simple vista no están relacionadas, los enfermos piensan que se deben a causas separadas e inconexas.

El guión de la película de terror se desarrolla más o menos de esta forma: cuando se rompe el delicado equilibrio de la flora intestinal, se produce una proliferación descontrolada de hongos cándida. Los hongos producen una larga lista de problemas físicos, de los que algunos son diagnosticados como mentales. Los más graves son los siguientes:

  •  Los hongos generan muchas toxinas que ensucian el cuerpo y producen otras enfermedades, alergias e intolerancias.
  • En algunos casos, los hongos debilitan las paredes del intestino, que al inflamarse causan los graves problemas del intestino permeable.
  • El intestino permeable junto con los hongos cándida son los principales causantes de todas las enfermedades autoinmunes, que se están convirtiendo en una nueva plaga con catastróficos resultados para la sociedad.

Cuántas enfermedades crónicas y cuánto sufrimiento se podría evitar con el simple acto de tomar un vaso de caldo de col fermentada todos los días.

Lógicamente, la col fermentada que se puede comprar ha sido pasteurizada y ya no puede aportar los benéficos resultados que se han descrito. Afortunadamente es muy sencillo, rápido y barato hacerla.

Hay dos maneras de disfrutar de los milagrosos resultados de la col fermentada, haciendo caldo de col mezclada con agua y haciendo col fermentada con sal sin añadirle agua.

La col fermentada normal lleva algo más de trabajo y luego hay que esperar entre 4 y 6 semanas para poderla comer. Estoy haciendo pruebas y cuando haya probado las diferentes posibilidades ya pondré aquí el método y los resultados. De momento, ya he hecho varias veces el caldo de col fermentada, que en dos minutos se hace para toda la semana y en 3 ó 4 días ya se puede tomar.

COMO HACER CALDO DE COL FERMENTADA

Hay 3 clases de repollo, el rizado, el liso y el morado. Para la col fermentada hay que usar el liso. Pongo la foto para evitar dudas.
Resultado de imagen de repollo
Se prepara un tarro de cristal de boca ancha de una capacidad de un galon (estos tarros son muy comunes y le caben 4,24 litros.

Aquí se puede comprar el tarro de cristal

Se corta dentro del tarro 1,200 kg de repollo limpio.

Se le añade un litro de agua de mar y otro litro de agua destilada (los que no tengan o no quieran usar agua de mar, pueden poner dos litros de agua destilada y 50 gramos de sal marina de buena calidad).

Es conveniente poner un litro y cuarto de agua para que al triturar la col con un minipimer de brazo la col no baile dentro del agua.

Se tritura todo bien hasta convertirlo en una pasta. Cuando ya está bien triturado se añade el resto de agua hasta los dos litros en total y se remueve.

El tarro se deja tapado pero sin apretar la tapa para que pueda salir el gas que se produce en la fermentación. Debe estar en un sitio en el que la temperatura se aproxime a los 20 grados. Si la temperatura es menor, puede que tarde algún día más en estar terminado el proceso.

Es conveniente remover una o dos veces al día con una espátula de madera. Si no se remueve, la col flota por arriba, y al no quedar cubierta de líquido se pone marrón o se produce moho.

Después de 3 ó 4 días (según temperatura, se puede ir probando hasta comprobar que tiene el sabor correcto), se cuela el caldo y se pone en tarros en la nevera. La pulpa de la col se pone en otro tarro para usarla encima de los platos, ensaladas o para darle el sabor agrio a los gazpachos o purés, al mismo tiempo que aumenta sus nutrientes y digestibilidad.

En todos los países fríos en los que se come mucha carne y productos fuertes comen casi todos los días col fermentada. Al igual que en las recetas antiguas que van cargadas de carne, en todas se incluye la col, pues es una manera de poder digerir platos fuertes y pesados.

Al preparar la col fermentada con agua de mar en vez de con agua normal conseguimos un doblete: al tomar un vaso obtenemos los beneficios del mejor probiótico y todos los minerales en forma coloidal y biodisponibles del agua de mar. De esta forma, las personas reacias a tomar muchos líquidos, pueden ingerir todas las propiedades de dos vasos en uno solo.

Este maravilloso caldo regenerador de la salud tiene todas las ventajas: buenísimo de sabor, bonito de color, barato, rápido y cómodo de preparar, fácil de conservar y sin ninguna contraindicación para ninguna enfermedad conocida.

Que aproveche.

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Ramon dice:

    Hola Francisco, mi pregunta o mi duda es la siguiente: el agua destilada que incluyes como ingrediente es la misma que llevan los coches ?

  2. Marité dice:

    Una pregunta Sr. Llinares:
    Cuando hace jugo de col fermentada tritura el repollo troceado en el recipiente de cristal donde va a realizar el proceso de fermentación con la mitad del agua indicada.
    ¿Lo tritura mucho para hacer la pasta?
    Es que para muy triturado hace falta un filtro (tipo de los de café) para obtener el jugo.
    O lo deja menos triturado y con un colador fino es suficiente.
    Yo lo he hecho de las dos formas pero me quedan «posos» de col.
    ¿Lo hago bien?
    ¿Tengo que mejorar la técnica?
    Muchas gracias
    Un saludo

    • Con el minipimer lo hago pasta completamente.
      Luego uso un colador de acero inolvidable muy fino de 30 cm de diametro, para hacerlo rápido.
      En el jugo queda un poco de sedimento, pero no son trocitos de col. Cada vez remuevo el tarro antes de servir un vaso,

      • Marité dice:

        Muchísimas gracias por su respuesta!!
        Sí, ya veo que lo hago bien.
        Los posos (sedimentos), no tenía claro que tuvieran que estar. Incluso llegué a pensar en colarlo con una tela.
        Le voy a copiar lo del colador tan grande. La verdad es que si no cuesta un rato colarlo todo.
        Un saludo

  3. Marité dice:

    Saludos de nuevo !!
    Me gustaría comentar algún aspecto sobre el jugo de col.
    Lo hacemos de forma continua porque somos muchos los que lo tomamos.
    Curiosamente, a todos les sienta fenomenal menos a mí.
    Lo tomo una media hora o más, antes de comer, Al poco me produce muchos «ruidos intestinales» y al terminar de comer…corriendo al baño con diarrea.
    Llevo así desde que lo empecé a tomar. Quise persistir. Pensé que igual tenía que acostumbrarse mi organismo. Pero…nada. Pasa el tiempo y lo mismo.
    He probado a beber medio vaso y completarlo con caldo vegetal hecho con (hojas de col, cebolla tierna y apio). Tampoco me da resultado aunque es algo más tolerable.
    Mi desayuno es medio litro de zumo de mandarinas y algunos días, además, dos higos secos.
    En la comida una buena ensalada multicolor y verdura al vapor con un poquito de arroz o quinoa o…
    ¿A qué puede ser debida esta intolerancia?
    Porque a los demás les encanta. Parece que tomamos un vaso de sidra.
    Pero a nadie le sienta como a mí.
    No he abandonado pero resulta muy incómodo. El resto del día ya no tengo que correr al baño pero mis intestinos están «de concierto». Los ruidos de mi barriga no cesan.
    A ver si alguien pasa por lo mismo y me orienta un poquito. Me daría pena dejarlo porque las molestias de mis rodillas han desaparecido.
    Muchas gracias

  4. Polo dice:

    Hola
    Para la preparación
    Puedo tomar el agua directamente del mar o filtrada o colar ??

  5. Willy dice:

    Le verdad es que preparé el jugo de col fermentada y no he podido tomarlo porque me resultaba muy desagradable. ¿Hay algún probiótico similar que no sea tan desagradable de sabor?
    Gracias

  6. Marité dice:

    Buenos y fríos días:
    Me gustaría hacer una pregunta.
    El caldo de col fermentada que está en el frigorífico en tarros de cristal, se puede calentar antes de tomarlo o pierde propiedades?
    Es que me resulta muy frío.
    Muchas grscias


  1. junio 24, 2018

    […] debe empezar a comer col fermentada casera, mezclada con los platos de […]

  2. septiembre 9, 2018

    […] Jugo de col fermentada (chucrut, sauerkraut) con agua de mar […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad