Gráficos muy completos sobre las vacunas

En este blog se ha escrito mucho sobre vacunas y autismo. Puede que sea un vano intento de salvar a algunos niños inocentes de la falta de profesionalidad de sus pediatras. Tengo que admitir que los resultados han sido escasos, pero más vale que se hayan salvado unos pocos que ninguno.
A pesar de que sobre las vacunas ya se ha dicho casi todo, ha caído en mis manos un informe con unos gráficos de buena calidad muy completos, y no he podido resistir la tentación de airear el documento.
Es un documento de treinta páginas, que se puede ver aquí.
Tiene los clásicos gráficos que demuestran que las vacunaciones empezaron cuando las enfermedades ya habían remitido a niveles muy bajos, debido a la implementación de medidas de higiene, una mejor conservación de los alimentos y una alimentación más variada que impide las carencias alimentarias de nutrientes esenciales.
Pongo un ejemplo, pero recomendando encarecidamente ver el documento entero y guardarlo para volverlo a mirar cada vez que se olvide, sobre todo, antes de vacunar.
primera
También incluye gráficos que demuestran la inutilidad de las vacunas, pues se producen brotes de enfermedades en poblaciones vacunadas casi en su totalidad.
segunda
Y, por último, demuestra que, a pesar de que las vacunas son tan poco efectivas para prevenir enfermedades, conservan intactos sus terribles efectos indeseados. Como, por ejemplo, que el 70% de las muertes súbitas infantiles ocurran en las tres semanas posteriores a la vacuna. O que las enfermedades inflamatorias del intestino (*) ocurran diez veces más entre los vacunados que en los no vacunados.
tercera
(*) Estas enfermedades producidas por las vacunas y los antibióticos son la nueva plaga bíblica del siglo XXI. A veces las producen directamente y otras veces producen primero los hongos cándida, que ayudan a completar el cuadro. Lo peor de este tipo de enfermedades es que, siendo graves, preparan el terreno para otras enfermedades más graves todavía: esclerosis múltiple, intestino permeable, todo tipo de alergias e intolerancias (la más famosa, al gluten).
Estos enfermos, la mayoría mal diagnosticados, caen en manos de unos profesionales que no saben curar ninguno de estos problemas y convierten la vida de estos pacientes en un infierno sin salida.
Lo que empezó con unas aparentemente «inofensivas vacunas», acaba arruinando la vida de mucha gente. Lo peor es que se vulnera el principio del consentimiento informado, pues ningún sanitario que pone vacunas advierte de los riesgos que conllevan. Malamente puede alguien dar su consentimiento informado si  no le han informado de nada.

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Rubén dice:

    Francisco, ¿qué haría usted para que la salud del bebé fuera a prueba de timos desde el minuto uno?
    ¿Qué alimentación (al margen de la leche materna con todas sus propiedades) ha de proveerse a un recién nacido y durante cuanto tiempo / etapas de la vida hay que aplicar cada una?
    ¿Conoce algún buen libro/s que traten este tema?
    Muchas Gracias. Un Saludo


  1. octubre 15, 2018

    […] pues cuando se introdujeron las vacunas dichas enfermedades ya estaban en total declive. En estos Gráficos muy completos sobre las vacunas se demuestra con estudios científicos lo que he […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad