Testimonios directos de eliminación de hongos cándida

Avatar de Usuario
Escuela de Salud
Mensajes: 1411
Registrado: 06 Abr 2021, 19:14
Ha agradecido: 2081 veces
Ha sido agradecido: 1698 veces

Testimonios directos de eliminación de hongos cándida

Mensaje por Escuela de Salud »

La medicina artificial se vale de estudios científicos amañados para imponer sus venenos a la población. La medicina natural durante cientos de años se ha valido de la transmisión oral de testimonios de personas que han vivido los problemas en primera persona. Con la aparición de Internet, la transmisión de métodos eficaces y sin efectos secundarios de solucionar problemas va a tener un crecimiento exponencial, por mucho que la industria intente pararlos o desprestigiarlos.

En el caso que nos ocupa, los hongos cándida están arruinando la vida a buena parte de la población mundial. Los medicamentos y la comida basura altamente azucarada son una bomba de relojería, que va a destrozar la salud de la especie humana.

A continuación, el testimonio que un lector ha puesto en los comentarios y que yo publico para que los buscadores lo indexen mejor y salga en las búsquedas. Además, publicaré las fotos que, aunque son asquerosas, pueden ayudar a los que pasen por el mismo calvario a reconocer al enemigo.

COMENTARIO DEL LECTOR
En mi búsqueda de una solución para este problema, me encontré con un post de un forero en el foro de curezone, que, al igual que hace Francisco con algunos textos, me he tomado la libertad de traducir para que todos puedan leerlo.

Comentar que, en mi caso particular, he estado casi 3 meses con la dieta anticándida notando muy poca mejoría y que, hace un par de semanas decidí cambiar un pelín mi enfoque y, no haciendo caso a Francisco, decidí hacer un ayuno de más de 3 dias sin vigilancia profesional, pues no encuentro a nadie en mi ciudad expecialista en estos temas. (Se puede decir que le he hecho caso a medias, pues él recomienda el ayuno, pero nunca mayor a 3 dias si no es bajo estricta vigilancia de un especialista).

Todos los días por la mañana me aplico uno o 2 enemas de medio a un litro de agua (aunque no lo aguanto, simplemente hago el pino y a continuación evacúo por que he comprobado que a mi me va mejor y expulso más cantidad de mucosa y lo que parecen ser colonias de hongos cándida)

Hoy estoy en mi décimo dia y he decidido empezar mañana a tomar zumos de frutas por otros 4 días y así completar mis 14 días máximos que en un principio me propuse, y volver a intentarlo más adelante por un período mayor mientras intento seguir con una dieta sana y, quizás hacer alguna limpieza hepática por el método de Andreas moritz en el futuro.

Decir que el ayuno está siendo durísimo con síntomas de lo más variados y pintorescos pero a la vez, estoy viendo resultados pues no paro (y cada día más) de expulsar terribles “aliens” de mis intestinos. Ahora empiezo a ver el por qué de tantos síntomas que yo presentaba.

El hecho de por qué traduzco este artículo radica en que, tanto sus síntomas, como las fotos que postea, son exactamente idénticos/as a lo que yo estoy expulsando. Michael (que así se llama el forero y con el cual ya me he puesto en contacto) lo ha conseguido, como podreis comprobar, utilizando varias técnicas, pero todo esto le ha costado ( o le está costando, pués dice tener alguna colonia aún dentro de él) casi 3 años de sufrimientos y dura perseverancia.

Yo estoy expulsando bichos de estos a partir de mi 4º día de ayuno con enemas. Pero aseguro que es mucho más dificil tanto mental como físicamente el ayuno que cualquier dieta del mundo (comprobado).
Bueno, no me extiendo más pues esto se está convirtiendo en un aburrido tocho.
AQUÍ PUEDE VERSE EL TEXTO ORIGINAL

Y AQUÍ PONGO MI TRADUCCIÓN LIBRE:
Empecé por primera vez mi aventura para curarme de candidiasis crónica a finales de 2008. Presentaba síntomas tales cómo sinusitis crónica, mocos continuos, incapacidad para ganar peso, episodios de mareos intensos, baja energía, sensación de resaca, desmayos ocasionales, hongos por todo el cuerpo y decoloración de la piel (Tinea versicolor), el cuerpo entero me dolía como si me pincharan con agujas si me ponía al sol o tenía una reacción emocional y tenía antojos voraces por comer azúcar.
Mi vida era, básicamente, un infierno y entregué totalmente mi alma, cuerpo y mente para conquistar a mi adversario.

Descubrí una combinación milagrosa que realmente cambió el curso de la batalla contra la cándida: comer solo verdura de hoja verde y tomar un producto enzimático llamado Candex para digerir las paredes celulares de la cándida. Fué tan efectivo, que simplemente no podía creer la cantidad de colonias de cándida que morían e iban saliendo en mis heces. La fuerza de voluntad que tuve que emplear para atenerme a este régimen fué tremenda pues empecé pensando que sólo duraría de mes a mes y medio. Bien, pues continué así más de un año y medio. La cándida simplemente moría y moría y mi voluntad de hierro y determinación para curarme me daban fuerzas. Quería escribir un libro cuando lograra curarme completamente pero este estado, símplemente, no llegó nunca.

Pero no nos equivoquemos: Los resultados eran devastadores para las cándidas y eliminé casi un millar de colonias de mi revestimiento intestinal. Todos mis síntomas se curaron y no volvieron nunca, con la excepción de algunas manchas fúngicas en la parte baja de mi espalda.

Finalmente, me recuperé lo suficientemente como para regresar a una dieta normal y cambié mi enfoque hacia la limpieza hepática (que ha resultado un verdadero milagro curativo por sí mismo).

A comienzos de 2011, dos cambios fundamentales ocurrieron en mi batalla final contra la cándida: Completé mi séptima limpieza hepática, expulsando cientos de piedras de varios colores, algunas del tamaño de una aceituna. También conseguí un signo prometedor de mejora: ¡Una bilis brillante, de color verde claro! Era la primera limpieza en la cual la bilis resultante no era de un color marrón fangoso y oscuro. Noté entonces una mejoría brutal en la digestión durante los 10 días siguientes a la limpieza.

Más o menos una semana después, hice mi primera ronda de quelación con 50mg. DMSA por el protocolo Cutler. Lamenté mucho el hecho de haber esperado tanto tiempo para la quelación porque lo que descubrí, para mi gran deleite, fueron colonias de masas fúngicas de cándida muriendo y saliendo en mis heces. Tened en cuenta que he seguido tratamientos antimicóticos muy potentes en los cuales, incluso tomando más de 15 dientes de ajo sólo producían una pequeña muerte de cándidas. Asi que ver este resultado con el DMSA fué muy gratificante.

En la foto inferior puedes ver las colonias asesinadas por el DMSA empezando por la “S” desde el 9 hasta el 15 de septiembre (la esquina superior izquierda son anteriores al día 9). En este momento la mejora de mi digestión disminuyó y las colonias dejaron de morir después de la ronda de quelación. Mi flujo biliar se vió afectado y empecé mis preparativos para mi octava limpieza hepática. El 24 de septiembre preparé una increíblemente potente sopa de miso con jengibre en mis preparativos de la octava limpieza hepática compuesta de una cebolla entera, 7 dientes de ajo y casi ¼ de libra de jengibre. Añadí arroz integral para hacer la digestión más lenta y mastiqué muy bien cada pedazo de jengibre. Para mi mayor deleite, ¡¡esto produjo una muerte de cándidas!! Sin embargo, fué demasiado corta. Otra semana sin muertes. Entonces, el 1 de octubre hice otra sopa menos potente de jengibre con quinoa. Expulsé entonces la gran colonia de la parte central izquierda de esta página.
Imagen
De nuevo mi fluido biliar se bloqueó y decidí excederme con mi sopa de miso y jengibre. El 6 de octubre hice una súper sopa con casi una libra de jengibre y me bebí casi 2/3 de una sentada, masticando y tragando todo el jengibre. Fue como una bomba candistática. A la mañana siguiente expulsé unas cuantas colonias (toda la parte inferior izquierda de la página)… y unas cuantas cándidas hepáticas manchadas de bilis verde. El jengibre fué tan poderoso que había desatascado automáticamente el camino de la bilis y mató a la cándida en los conductos biliares.

Entonces, algo muy potente y milagroso ocurrió, ¡era como si mi cándida repentinamente tirara la toalla! Ella estaba diciendo: me cago en la puta, me voy de aquí,

Y entré en un die-off espontáneo.

Durante los siguientes 3 meses, sin importar lo que comiera, bebiera o hiciera o no, tuve colonias de cándida saliendo en casi cada movimiento intestinal. La siguiente página de fotos fué expulsada en sólo 6 días.
Imagen
Y la siguiente, en 7 días.
Imagen
Y tengo otra página aún para subir.

Y aún tuve tiempo para crear la siguiente obra maestra para declarar mi victoria triunfal en la heroica batalla contra este demoníaco parásito alien conocido como cándida.
Imagen
Soy un crack. Mateneros ahí pues voy a escribir un libro.

Michael B. FORO CUREZONE

APROVECHO TAMBIÉN PARA DEJAR UN ENLACE QUE ME PARECE INTERESANTE PARA TODOS LOS ENFERMOS DE HONGOS CÁNDIDA. YO NO LO HE PROBADO, PERO BARAJO LA IDEA DE HACERLO EN UN FUTURO. UN SALUDO Y MUCHOS ÁNIMOS A TODOS.
http://lalimpiezahepatica.blogspot.com.es/2012/01/candidas-y-otros-testimonios_29.html
Responder