Instrucciones para la fabricación, mantenimiento y alimentación de seres humanos pequeñitos

Aunque sé con seguridad que nadie hará las cosas correctas en su totalidad, quiero aportar una lista detallada de todo lo que habría que hacer, de principio a fin, para que cada cual pueda escoger lo que se va a saltar.
He dicho muchas veces que lo de engendrar hijos es conveniente empezarlo siete años antes de la concepción. La cifra de siete años se debe a que es el tiempo que tarda el cuerpo en recambiar la gran mayoría de las células. De esa forma, el nuevo ser es engendrado en un cuerpo y con unos materiales de la mejor calidad disponible.
Como es obvio, durante esos 7 años, tanto la madre como el padre deben hacer una dieta sana con el 80% crudo, sin usar drogas legales o ilegales. En las drogas legales están incluidos también todos los medicamentos. También es conveniente demostrar que los dos son ya seres adultos. La mejor demostración de que alguien ya ha pasado la etapa infantil, es estar los 7 años sin coger rabietas, disgustos, berrinches, discusiones acaloradas, etc. Tampoco es de adultos guardar rencor, ira, envidia o deseos de venganza.
Durante esos 7 años es conveniente que se informen concienzudamente sobre los riesgos que supone el vacunar, o el no vacunar. Deben tomar esa importante decisión estando convencidos de lo que hacen y no porque se lo ha dicho la vecina o el pediatra. Estar convencidos supone asumir las ventajas y los inconvenientes en ambos casos. Si no hay acuerdo, el que no quiere vacunar debería pensárselo bien antes de tener un hijo, pues tener un hijo autista por un capricho de la pareja es la forma más rápida de pasar del amor al odio y destruir la familia.
Los futuros padres también deberían discutir si piensan llevar a la criatura a que la cuadriculen cuando tenga la edad adecuada. Si no se ponen de acuerdo, una vez concebida será demasiado tarde para hablarlo. En caso de que no haya acuerdo, todavía están a tiempo de cambiar de pareja o adoptar una mascota que no hay que llevarla al colegio, así se evitarán disgustos y discusiones cuando ya no tenga remedio.
La mayoría de personas tienen hijos porque los tienen todos, porque les gusta jugar a papás y mamás, o para que los hijos los cuiden cuando sean viejos (de los tres casos, los últimos son los más tontos). Lo lógico es pensar durante un tiempo y sosegadamente los motivos por los que se decide tener hijos, conociendo en profundidad los problemas graves que esa decisión va a acarrear. Antes de poner en circulación nuevas vidas en un planeta sobrecargado, dentro de una sociedad que va a intentar amargarle la vida al nuevo ser, que si quiere tener una pequeña oportunidad de ser feliz deberá vivir toda su vida contracorriente, hay que meditarlo en profundidad, pues es la decisión más importante que se tomará en toda la vida.
Hoy en día hay un alto porcentaje de personas estériles, tanto ellos como ellas. Pero los que hayan hecho lo que recomiendo, nunca llegarán a saber que eran estériles, pues después de esos 7 años ya no lo serán.
Lo natural es tener la ovulación en luna llena, y diez lunas después parir en luna llena. La luna llena ayuda a la dilatación y las cosas van sobre ruedas. Las mujeres que duermen a la intemperie tienen la ovulación regulada a la luna llena y la menstruación en la luna nueva. Que no se asuste nadie, no voy a pedir que duerma nadie a la intemperie. En todas las lunas, en los 3 días de la luna llena se deja encendida una lucecita muy tenue en la mesita de noche, y poco a poco el ciclo de la mujer se sincroniza con la luna.
El día de la fabricación del nuevo ser, no es conveniente que ocurra después de una juerga a las tantas de la madrugada. Lo ideal es alrededor del mediodía cuando la energía y la vitalidad están en sus máximos. Es conveniente un ambiente agradable, con buen humor y siendo ambos conscientes de lo que está ocurriendo.
Según la época en la que nazca, el signo del Zodiaco le imprimirá su carácter. Los mejores signos para el nacimiento son Tauro, Geminis, Cáncer y Leo. Si es Tauro no despilfarrará recursos escasos. Si es Geminis siempre aparentará diez años menos de los que tiene (si es vegetariano de nacimiento 15 menos). Los Cáncer tienen la ventaja de ser buenos cocineros y administrar bien el patrimonio. Y si es Leo vivirá siempre bien aunque el mundo se hunda a su alrededor. Hay que evitar que nazca en Piscis, para que no sea hipocondríaco y tenga sentimiento de culpabilidad sin venir a cuento. Tampoco va muy bien Aries, son demasiado impulsivos y no se paran a razonar pausadamente.
Como los signos recomendados llegan en meses de buen tiempo, tendrá la ventaja de que podrá pasar todo el día desnudo encima de una colchoneta y sin pañales. Tomar el sol y el aire en la piel desnuda es importante. El niño debe tomar el sol desnudo en las primeras horas del día y aumentando la exposición progresivamente. Nunca a través de un cristal. Si hace frío se pone un plástico trasparente en la ventana, para que pase el sol pero no el frío.
Lógicamente, habrá otros factores que marcarán el carácter de la criatura, pero bueno es no tener una influencia negativa, aunque no sea muy fuerte. La astrología influye, pero no determina. El problema es que hoy en día la gente es débil y acomplejada, y se deja arrastrar por muchas influencias aunque sean débiles.
Durante el embarazo la mujer debe dejar de trabajar, y dedicarse a vivir feliz, tomar el sol por la mañana, andar, comer cosas sanas, escuchar música agradable, y empezar a educar al feto hablando con él como si fuera adulto. Debe dedicar un tiempo a leer todo lo que hay que saber en la liga de la leche, para que no surja ningún problema que pueda impedir que el nuevo miembro de la familia sea amamantado como mínimo hasta los dos años, si son tres mucho mejor.
Si quiere un parto sin dolor y puede, debería acudir un día en cualquier mes del embarazo al Dr. Escudero.

A continuación, pongo un vídeo de una de las sesiones del Dr. Escudero con las embarazadas.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=q-AsSA2NPuw?version=3&rel=0&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=0&iv_load_policy=1&wmode=transparent]
Llegado el momento del parto, se puede parir en casa con una matrona o ir a un hospital.
El hospital tiene varias desventajas:

  • Te tratan como si fuera una cadena de montaje. Forzando o adelantando el parto si es necesario para que no coincida con el partido de fútbol.
  • Les da por inyectar a la madre cosas innecesarias y absurdas que perjudican la salud.
  • Si el hospital es privado, procuran hacer una cesárea, pues así se cobra más. Cosa que perjudica bastante a la madre y al recién nacido.
  • El día del parto, si pierdes de vista al niño durante dos minutos, lo vacunan de la hepatitis B sin pedir el consentimiento de los padres. Aprovecho el tema para decir que no hay que vacunar al niño de nada nunca.
  • Como te descuides le dan un biberón al niño, cosa que hay que impedir a toda costa. El niño debe tomar el calostro de su madre, que tiene unos beneficios muy importantes.

Una vez que el crio esté en casa, los primeros seis meses son fáciles, pues sólo debe tomar leche del pecho de su madre. Lo único que hay que tener en cuenta es no acostarlo boca arriba mientras hace la digestión. Esto sirve igual cuando empiece a comer. Nuestro estómago lo hemos heredado de animales que andan a cuatro patas, y está diseñado para trabajar estando a cuatro patas, o sea, boca abajo. Ese diseño que ha funcionado perfectamente durante muchos millones de años, no se puede cambiar en unos pocos miles de años. La mayoría de personas digiere muy mal boca arriba. Ya sé que boca abajo un niño muy pequeño puede ahogarse, pero para eso están los padres, para cuidarlo hasta que él pueda darse la vuelta sin ayuda.
Lo mejor para la salud física y mental del retoño es estar unas cuantas horas con su cuerpo desnudo acurrucado sobre el cuerpo desnudo de su madre o su padre. Si los futuros padres piensan que eso será una molestia para ellos, quizá sea mejor que en vez de tener niños se compren una muñeca o una mascota.
Para que quede claro, desde que nace un niño hasta que cumple los 100 años no debe tomar nunca leche de procedencia animal. Que nadie se preocupe por el calcio, las vacas no toman leche y tienen los huesos muy fuertes, además del calcio que producen en la leche. Las hojas verdes tienen calcio de sobra.
Ahora vamos a ir introduciendo nuevos alimentos a partir del séptimo mes:
Séptimo mes
Introduciremos una vez al día y fuera de las tetadas, un vaso de cualquiera de estás dos cosas: horchata de chufas recién hecha en casa con agua destilada y sin endulzar, o un zumo recién hecho de alguna fruta dulce de la estación: zumo de mandarinas sin acidez, zumo de melón cuando están en su punto, zumo de manzana fuji, zumo de peras, zumo de sandía.
Octavo mes
Durante este mes le daremos cada día y fuera de las tetadas las dos cosas del séptimo mes: un vaso de zumo por la mañana y un vaso de horchata por la tarde.
Noveno mes
Durante el noveno mes se le dará lo mismo que en el octavo, añadiendo una papilla de alguna fruta dulce de las mencionadas. O sea, tres tomas fuera de las tetadas.
Décimo mes
Lo mismo que en el noveno, pero añadiendo una papilla de plátano triturado: un vaso de horchata, un vaso de zumo, una papilla de fruta y otra de plátano.
Undécimo mes
En este mes se va a introducir una papilla de sémola de maíz (no transgénico), o de sémola de arroz, o de trigo sarraceno. Se hace un caldito de verduras, y en ese caldo se cuece durante 10 minutos la sémola, aunque parece que a los dos minutos ya está cocida, debe cocer durante 10 ó 15 minutos. Si el pequeño no puede con todo, se le quita la papilla de plátano, que es la que más llena, para poder ir introduciendo los cereales sin gluten. El primer mes la sémola tiene que ser ligera (caldosita) y con poca cantidad, que se irá aumentando a medida que le siente bien.
Duodécimo mes
Todo igual que el mes anterior, pero se sustituye una de las papillas de fruta por otra de verduras crudas: se coge un trozo de zanahoria, una hoja de lechuga, un rabanito, un tomate maduro, una ramita pequeña y tierna de apio, un trocito de coliflor, una cucharada de aceite de oliva virgen extra, y 25 gramos de agua de mar. Las verduras se pueden ir variando con variedades que se puedan comer crudas. De vez en cuando se sustituye la papilla de sémola por un puré de patatas hervidas recién hecho.
Como no se puede saber cuándo puede tener sed, se le puede ofrecer un biberón con agua destilada un par de veces al día. Él ya hará lo que quiera con él. Hay que saber que no se deben usar utensilios de plástico para nada. Cristal, plata o acero.
A partir del año ya se pueden ir introduciendo los cereales con gluten en las papillas. Progresivamente y sin prisas.
Está claro que mientras no tenga las muelas y no pueda masticar bien, se le dará todo triturado. Cuando ya mastique bien, se le irá dando las comidas para que las mastique, pero vigilando que no se pueda atragantar al principio.
También se podrán ir introduciendo las leches de semillas: leche de girasol, de almendras, de avellanas, de sésamo, de nueces, etc. Todas las semillas deben ser crudas y no se deben endulzar, pues serían incompatibles. Para que tengan mejor sabor se puede poner un poquito de agua de mar, un tomate maduro, alguna verdura, etc. Con esas leches se pueden hacer batidos ligeramente salados con verduras que son muy agradables y compatibles.
De vez en cuando se puede cambiar la papilla de patatas y verduras, por otra de boniato asado con frutas. Ni las patatas ni los boniatos hay que mezclarlos con plátanos.
Todo lo que se pueda comer crudo no hay que dárselo cocido. El paladar de un niño está virgen y le gustarán las cosas que se le den a menudo. Si se acostumbra a comer casi todo crudo, menos los cereales y patatas que hay que cocerlos, a medida que crezca no habrá que obligarlo a que se coma la ensalada, pues comerlo todo cocido para él será un gran sacrificio.
Cuando tenga cerca de dos años, se dará cuenta de que sus padres comen casi todo cocido, y eso será un mal ejemplo para él. Pues todos los niños quieren hacer lo mismo que sus padres. Así que, si algunos padres de verdad quieren lo mejor para sus hijos, no tendrán más remedio que comer el 80% crudo igual que hace el niño, para que no se sienta discriminado ni empiece a preguntarse los motivos de la diferencia.
También se le pueden espolvorear semillas crudas variadas molidas encima de los platos de verdura. O cuando sea un poco mayor darle la mezcla a cucharadas.
Si se le quiere dar un yogur de vez en cuando, tendrá que ser hecho en casa con la yogurtera, usando un yogur orgánico como fermento y leche de vaca o cabra de buena procedencia. Se le puede endulzar con un poco de miel, aunque sin endulzar se lo comerá sin problemas.
Si se le da algún huevo, ídem de lo mismo. De buena procedencia y sin abusar.
En casa no debe haber azúcar, ni blanco ni moreno. Las cosas que no debe comer, lo ideal es que no sepa que existen, así nunca las podrá pedir. El mismo consejo sirve para el resto de pecados. Si sus padres son pecadores, el niño no puede verlos pecando ni los productos que les hacen pecar. Si el niño nunca ha visto un chorizo, nunca querrá probarlo, pues no sabrá que existe.
También debe empezar a comer col fermentada casera, mezclada con los platos de verdura.
También podrá comer pan amasado en casa con zumo de naranja. Podrá mojarlo con zumo de frutas dulces. O si se quiere, de vez en cuando se le podrá poner encima un poco de requesón y miel. Todo ello acompañado de un buen vaso de zumo de fruta.
El pan amasado con tomates, se puede desmigar encima de una sopa fría hecha con verduras crudas, pipas de girasol, unas cucharadas de aceite de oliva y un poco de agua de mar.
Las comidas siempre fuera de las tetadas. A partir de los dos años, las tetadas serán a demanda. Si quiere va a buscarlas, y si no va es que no quiere. Los niños se destetan solos cuando les parece bien. En España había una señora que daba de mamar a una niña de 6 años y a otra de 2 a la vez.
Ni a los niños ni a los mayores hay que obligarlos a comer nunca, ni ofrecer ninguna recompensa para que se termine el plato. Deben comer a las horas marcadas, y entre las comidas no se les debe dar nada, salvo agua si tienen sed. Lo ideal es que a la hora de comer no haga falta llamar al niño, pues ya estará rondando cerca de la mesa porque tendrá hambre. Si un día no tiene hambre, no pasa nada, a la próxima comida ya comerá, pero hasta la otra comida no hay que darle nada. Si come una dieta sana, pocas veces dirá que no tiene hambre a la hora de comer.
Si a partir de los dos años, en verano se les quiere dar algún helado, se pone zumo de frutas dulces en una olla de acero en el congelador, y se va removiendo cada cinco minutos. Ese granizado lo puede tomar en las comidas de fruta.
También se puede hacer una crema sucedáneo de café con leche. Se disuelve una cucharada de Eko en agua, se endulza con miel o con stevia, y se le añade abundante nata líquida. Para granizarlo se procede como con el zumo anterior.
A los niños criados de esta forma nadie los podrá llamar mocosos, pues nunca tendrán mocos, ni fiebre, ni inflamación de oídos, ni amigdalitis.
ADVERTENCIA:
Los niños pequeños no se pueden dejar con nadie, siempre hay que tenerlos localizados con la vista. No se pueden llevar a la guardería, ni dejarlos con la cuñada o con los abuelos. Estas personas, con su mejor intención, le darán porquerías que el niño no debe comer y, como no está acostumbrado, puede tener problemas.
Cuando el niño tiene cualquier problema, lo más grave es que los padres se asusten y lo lleven al médico. Los médicos suelen exagerar cosas sin importancia y convertirlas en casos graves. Cuando el niño pueda hablar, el riesgo es menor, pues por lo que va diciendo se puede saber si el asunto es grave o no. Pero, antes de que hable, si se pone malo pueden complicarse las cosas y tener que asumir riesgos altos. Por tanto, lo menos arriesgado es no quitarle ojo de encima los primeros dos años, para que nadie bien intencionado pueda darle porquerías al niño.
Aunque los abuelos o la familia juren sobre la biblia que no le darán nada, no son de fiar. El problema es que, desde su punto de vista, los padres están locos y el niño es una pobre víctima, al que le están privando de comer jamón, que, como ellos muy bien saben, es totalmente necesario para el desarrollo del pequeño. Como quieren al pequeño, tendrán una tentación irresistible de proporcionarle al niño esos nutrientes tan indispensables que los locos de sus padres le están negando, ya que los padres lo hacen contradiciendo las recomendaciones del pediatra y de la sacrosanta televisión. Un niño que nunca ha probado tóxicos potentes, productos químicos de síntesis, o momia de culo de cerdo, puede sufrir una intoxicación grave con esos productos.
También puede ocurrir que lleven al niño a que lo vacunen en un descuido de los padres, porque lo quieren mucho y no quieren que le pase nada malo.

*******

Pongo un vídeo para que las primerizas vean que el parto es un acto natural como merendar sandía. Al parto se le ha dado escesiva importancia con el objetivo de medicalizarlo y rentabilizarlo. Yo conozco vegetarianas que parieron subiendo a su casa en el ascensor viniendo de la compra, y cogieron al niño y las bosas de la compra y se metieron en su casa.
Ningún animal tiene dolores en el parto, y una vegetariana que lleve siete años tampoco los tiene.

Como el tema es denso, muy importante, y tiene cientos de flecos imposibles de imaginar de antemano, lo mejor es que usemos este artículo para reunir todas las opiniones, dudas, preguntas, consejos y experiencias sobre la cría de “locos bajitos”, como decía el genial humorista Gila.
Artículos relacionados

Testimonio de un embarazo, parto y lactancia hasta los 7 meses de edad

También te podría gustar...

487 Respuestas

  1. Izaskun dice:

    Hola,

    Mi bebe tiene 13 meses.
    Ella nació por parto vaginal muy medicalizado y los 3 primeros meses le di el pecho. Lloraba mucho todos los días sin consuelo y me decían que eran cólicos, hasta que un día no quería coger el pecho, le dimos biberon de leche artificial y salió que tenía alergia a la proteina de la leche de vaca.
    Desde entonces ha tomado leche hidrolizada de vaca, especial para los alérgicos. Un horror de leche que nos ha dado muchísimo problemas porque la niña casi no quería tomar eso, algunas le generaban reflujo y de todo, pero hemos tirado hasta empezar ya a comer de todo como hemos podido.
    Desde entonces tiene estreñimiento crónico, con heces como bolas y duras.. ..que no hemos podido solventar de ninguna forma, más que con laxante a diario.

    Ahora parece que ha empezado a adquirir algo de tolerancia a los yogures..

    Mi pregunta es: a un bebé que no es amamantando de forma natural, que habría que darle en los biberones en estos momentos? leche entera de vaca, leche vegetal, nada…?

    Gracias !

    Un saludo,

    Izaskun

    • Como digo en el artículo, la horchata de chufas recién hecha en casa y sin endulzar va muy bien.

      Si tiene estreñimiento, hay que darle papillas de verduras crudas trituradas, con aceite de oliva y un poco de agua de mar mezclada.

      Dos cucharadas al día de semillas de lino molidas en el molinillo de café, mezcladas con la comida.

      Y las sémolas o copos que coma que sean integrales.

      • Izaskun dice:

        Gracias! Ha mejorado mucho.
        Le estoy dando tambien una cucharadita de carbonato de magnesio en los biberones. eso no es malo, no?

        Me podrías decir como preparar horchata de chufa para dárselo en el biberon? para saber vomo se prrpaea y que cantidad habría que darle a un bebé para que no adelgace. y si no, de las horchata de chufa que existen preparadas, que marca sería recomendable para darle? es que hasta ahora le he dado fórmula infantil hidrolizada (para alérgicos a la proteina de la leche de vaca) y quiero cambiar a lo que me has dicho a ver si por fin le mejora todo y supera la alergia a la leche de vaca que tiene.

        Gracias de nuevo.

        Izaskun

  2. María J dice:

    Hola, me gustaría saber si alguien ha tenido experiencia con el doctor Escudero, me acabo de quedar embarazada y me gustaría asistir a sus sesiones presenciales. Si alguien me pudiese compartir su experiencia con él lo agradecería, así como cualquier otra información que sea útil para una embarazada. Estás primeras semanas y ahora con el calor me mareo debido a que me.baja la tensión, que podía hacer para eso? Muchas gracias. Un saludo.

  3. Izaskun dice:

    Hola,
    me podrías dar alguna recomendación sobre colchones para bebe?
    gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad