El mito de la necesidad de las proteínas que aporta la carne

Hay una frase que se utiliza mucho y que si no se piensa con lógica parece cierta. La frase dice: “si quieres ser fuerte como un toro, cómete al toro”. Es un error de bulto, porque si te comes al toro serás igual de fuerte como el que come toro, no como un toro. Sería más lógico decir: “si quieres ser fuerte como un toro, come lo mismo que el toro”.

Todo el mundo sabe que los animales más fuertes y más resistentes que hay en el planeta son todos vegetarianos o herbívoros. Cuando alguien nos diga que necesitamos proteína de origen animal para crecer y estar fuertes, la pregunta inteligente que debemos hacernos es: ¿Por qué los gorilas, los elefantes, los rinocerontes, etc. no comen carne, crecen mucho y son muy fuertes y sanos?

El mito de la falta de proteína está tan incrustado debajo del cuero cabelludo, que incluso los que admiten una alimentación vegetariana, inmediatamente te hablan de buscar sustitutos para la carne. Si el ser humano necesitara comer carne sería una tontería sustituirla; lo más correcto y natural sería comer carne directamente en vez de sustituirla. La realidad es que el ser humano ni necesita comer carne, ni necesita sustituirla. Esta afirmación la demuestra el hecho comprobado de que el 90% de las enfermedades de la raza humana tienen como causa u origen el exceso en la ingesta de proteínas, sobre todo de origen animal.

Para los que todavía siguen preocupados por la carencia de proteínas en un régimen vegetariano, vamos a aprovecharnos de que las matemáticas no fallan, y hagamos una sencilla suma de las cantidades habituales de proteína que ingiere una persona vegetariana.

Lo más gracioso del caso es que yo soy vegetariano desde hace 40 años, y mi única preocupación no es suplir las carencias de proteínas de mi dieta, sino procurar no sobrepasar el umbral de ingesta de proteínas diarias que asegura el mantenimiento de la salud.

Resumiendo: no busco las proteínas, sino que huyo de ellas.

El exceso de proteínas en la alimentación produce enfermedad, incluso cuando la proteína ingerida es de origen vegetal (la única diferencia es que la proteína vegetal no tiene purinas que intoxican al cuerpo por otras vías, pero los problemas producidos por su exceso son los mismos).

Veamos la ingesta de proteína diaria en una dieta que trata de esquivar los alimentos proteicos en vez de buscarlos:
Gramos de proteína por día

Dos huevos a la semana – proteína por día =    4
1 kilo de fruta diario                                          9
500 gramos de verdura                                    10
25 gramos de frutos secos, sésamo, etc.            4
Una comida de legumbres a la semana, por día  6
200 gramos de cereales: arroz, pan, pasta        22
50 gramos de queso o derivados lácteos al día   10
                                                                     ——–
Total gramos de proteína ingerida por día          65

La Organización Mundial de la Salud ha ido bajando la recomendación de ingesta de proteínas diarias debido a los estudios que demuestran que los problemas son causados más veces por exceso que por carencia. En estos momentos se recomienda 0.8 gramos por kilo y día para una persona adulta, aunque hay opiniones que hablan de cifras cercanas a la mitad. Una persona de 70 Kilos multiplicándolos por 0.80 tendría que comer 56 gramos de proteína al día.

Como se ve arriba, una dieta diseñada para no abusar de los alimentos proteicos ya sobrepasa la ingesta recomendada de proteínas. Si a esa dieta que ya se excede en proteínas, se le añade una ración de carne o pescado en cada comida, el exceso de proteína aportado va a sobrepasar ampliamente la capacidad de eliminación que tienen nuestros órganos emuntorios, abocando con ello nuestro cuerpo a la enfermedad.

Hay que tener en cuenta que nuestro organismo recicla más de dos tercios de sus propios residuos proteicos. Es muy probable que la pérdida real de proteína no llegue a la mitad de las cifras de ingesta que recomienda la O.M.S.

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. francis dice:

    las celulas vegetales son diferente a las animales y el corazon se recambia 2 veces al año celularmente y las celulas animales estructuralmente iguales a las nuestra necesita ese recambio no estoy a favor ingesta de carne pero una pequeña cantidad si para ese recambio

    • Hablas como si las células de la carne de los animales pasaran directamente a formar el corazón como si fueran piezas de recambio.

      Te has saltado unos cuantos capítulos del libro que explica desde cómo se asimilan las proteínas hasta cómo se produce el recambio celular.

  2. Huh dice:

    Hola señor Llinares,

    Quería comentarle un par de puntos en los que tengo dudas:

    Doy por bueno y suficientemente razonado todo lo expuesto en esta entrada pero en mi caso en concreto soy amante del fitness, y entreno para mejorar la fuerza y hipertrofiar mis músculos, seguramente no sea lo más optimo, pero

    -¿Como puedo adaptar sus conclusiones y conocimientos nutricionales a mi estilo de vida sin apartarme del fitness?

    Las recomendaciones a nivel de hipertrofia muscular van de 1,5 a 2,5 gramos de proteina por Kg de peso corporal. Partiendo de que,como he dicho,esto no es lo óptimo,

    – ¿Podría seguir con mi objetivo de hipertrofia muscular de la manera mas «sana» posible?

    – ¿Podría lograr ese objetivo con la cantidad de 0,8 gramos de proteína por Kg?

    – ¿Que le parecen estas proteínas? http://www.myprotein.es/nutricion-deportiva/extracto-proteico-de-guisante/10530136.html

    Saludos y muchas gracias

    • Pasar de un gramo de proteína al día no es una dieta sana, y con 0.80 gramos no vas a hipertrofiar nada.

      Si a pesar de saber que no es sano a largo plazo estás dispuesto a hacerlo, al menos hazlo de la forma más sana posible: no tomes proteínas de bote ni de origen animal. Come mucho arroz integral y haz muchas comidas de legumbres, pero usa productos ecológicos que contengan todos los nutrientes y estén libres de pesticidas.

      http://www.artesaniadelasierra.com/rincondelsegura/legumbres_/

      Abusa también de las semillas, pero procura no tostarlas o hacerlo muy poco.

      http://www.artesaniadelasierra.com/rincondelsegura/semillas-_/

      Para contrarrestar los efectos del abuso de proteína vegetal, te recomiendo que tomes cada día mucha col fermentada viva (hecha en casa, que no haya sido pasteurizada). Eso ayudará al cuerpo a realizar ese duro trabajo.

      Estoy haciendo pruebas para fermentar col con agua de mar y en pocos días escribiré los resultados y el modo de hacerlo.

  3. willy dice:

    Francisco, creo que esta iniciativa de AVAAZ para reducir o eliminar el consumo de carne te puede interesar promocionarla. Gracias y saludos.
    https://secure.avaaz.org/campaign/es/meatless_day_loc/?tsJlVib&v=500383278&cl=13789968928&_checksum=520a3a90b89939f4423ce38c9ed38c3fc03ee5b01b0aa492474708ca07142089

  4. Si alguien que ha visto este vídeo sigue comiendo carne, es inútil todas las firmas que se puedan recoger.

    https://www.youtube.com/watch?v=3B_G3yY43IQ

    • Máx Colmenares dice:

      Hola señor Francisco, estoy en un debate referente a la ingesta de carne pues yo soy vegano pero mis colegas carnívoros siempre argumentan el tema de la dentadura y los colmillos para excusarse de que por evolución somos carnívoros. Me gustaría saber la explicación en cuanto a la dentadura de la que tanto se afianzan los tontos come cadáveres. Gracias de antemano.

  5. Marité dice:

    Terrible vídeo, Sr. Llinares !!!!!!
    Imposible verlo sin inmutarse.
    Cuánto dolor !!
    Pero qué bajo hemos caído los seres humanos !!!!
    Un saludo


  1. diciembre 29, 2014

    […] Hasta la OMS recomienda una ingesta de preteínas que no exceda de 0.8 gramos por kilo de peso. Pero como se explica en este post, esa cantidad se excede fácilmente con una dieta vegetariana en la que se coman legumbres una vez […]

  2. febrero 13, 2019

    […] El mito de la necesidad de las proteínas que aporta la carne […]

  3. diciembre 12, 2019

    […] El mito de la necesidad de las proteínas que aporta la carne […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad