Las peligrosas grasas trans

Dinamarca las prohibió hace dos años. Varios países tratan de seguir sus pasos. En España, el consumidor está desprotegido por falta de información.

En este artículo se analiza el riesgo de un producto que pasa desapercibido hasta el punto de que la mayoría de personas no saben ni que existe. Aunque en este texto no se dice, su estructura molecular se parece más al plástico que a algo que el organismo pueda reconocer como comestible.

Leer el artículo completo

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. jorge macias dice:

    es verdad, solo les hace falta una reaccion quimica para convertirse en plastico


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad